• ArmandoCastro

    Un Trabajador Asesinado por la Dictadura.

    Los días de hoy 24 y mañana 25 de agosto, serán velados en la sede de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de la Provincia de El Loa, en Calama, los restos de Armando del Carmen Castro Contreras asesinado por la caravana de la muerte conformada por militares del Ejercito de Chile durante la dictadura cívico miltar.

    ArmandoC

    Armando Castro era casado, tenía tres hijos y era funcionario de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) en la localidad de San Pedro de Atacama.

    El Día 21 de septiembre de 1973, Armando fue baleado por los militares en el patio de su casa. Fue llevado al policlínico de San Pedro de Atacama y, debido a la gravedad de su estado, trasladado esa misma noche al hospital Roy H. Glover de Chuquicamata.

    A consecuencia de los disparos recibidos, su cuerpo quedo totalmente paralizado, además sin poder hablar, ya que una de las balas perforó su gargantaPosteriormente fue ingresado al hospital de Calama, donde permaneció durante tres días, para luego ser enviado a un hospital de Santiago. Ya en la Capital no pudieron hacer nada para recuperarlo y estuvo hospitalizado por varios días en absoluta soledad. Un familiar se enteró de lo sucedido y lo retiró de ese centro asistencial trasladándolo a la ciudad de Ovalle, su lugar de nacimiento, donde permaneció por durante varios meses en compañía de su esposa.

    El día 6 de marzo de 1974, Armando Castro solicitó volver a Calama para estar con sus hijos, haciendo el viaje en una ambulancia hasta el hospital de esta ciudad, falleciendo el día 11 de marzo de ese mismo año, producto de las secuelas de las heridas que nunca pudo recuperar.

    Su cuerpo fue llevado a San Pedro de Atacama cumpliendo así su ultima voluntad, ya que deseaba que sus huesos descansaran en el norte grande. Con la ayuda del padre Gustavo Le Paige, Armando fue sepultado en esa localidad.

    FamSu esposa Berta Mamani Condori y sus hijos Carlos Castro Mamani, Janete Castro Mamani y Leoner Castro Mamani, después de muchos años de pedir justicia, lograron que sus restos fueran exhumados el año 2016 para establecer fehacientemente la causa de su muerte. La causa finalmente determinada es que efectivamente su muerte fue producto de las heridas de bala recibidas aquel fatídico 21 de septiembre de 1973, día en que fue baleado por militares de la Caravana de la Muerte.

  • PortadaNotaTribs

    CTC acompañó a la AFEP en tribunales, en manifestación y carta dirigida al pdte. de la Corte Suprema.

    Hoy 8 de agosto y en los tribunales superiores de justicia, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), representada por su presidenta Alicia Lira Matus, entregó una carta dirigida al presidente de la Corte Suprema de justicia, Haroldo Brito. La carta, con alrededor de 90 firmantes, entre los cuales se encuentran representantes y organizaciones de Derechos Humanos, sociales, estudiantiles, políticas y sindicales, donde también se incluye a la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), además de parlamentarios de la república, es una protesta por los últimos acontecimientos y dictámenes por parte de la justicia, en relación a los fallos de penas y libertad condicional otorgadas a criminales de lesa humanidad de la dictadura cívico-militar

    TribsEl documento manifiesta la “grave y oprobiosa agresión a las y los familiares y las víctimas del Terrorismo de Estado”. Una agresión “que se expresa, por ejemplo, en las bajas condenas, que por lo general imponen los jueces a los criminales de lesa humanidad, sancionándolos como si hubiesen cometido crímenes comunes”, señalando además lo incomprensible que resulta el “cómo, sujetos que no tienen conciencia de los crímenes causados ni del daño ocasionado y que justifican hasta el día de hoy la comisión de crímenes de lesa humanidad, se encuentren corregidos y rehabilitados para su incorporación a la vida en sociedad.”

    • “Es fundamental entender que uno de los principios trascendentales en materia de Derecho Penal, que rige también en el ámbito del Derecho Internacional Penal, establece que las penas que se deben imponer a crimínales de lesa humanidad tienen que ser proporcionales a la gravedad de los delitos cometidos. Recordemos que los delitos contra la humanidad son crímenes de la mayor gravedad y que afectan no solo a las víctimas y a sus familiares, sino que a la sociedad en su conjunto.”

    EntregaCartaLa carta, además, señala que “con los fallos cuestionados, la Corte Suprema está desconociendo fuentes de derecho internacional: desconoce acuerdos y tratados en materias de Derechos Humanos, suscritos y ratificados por Chile, actualmente vigentes, y normas consuetudinarias de derecho internacional”, a la vez que denuncia “que los jueces de la Corte Suprema que concurrieron a estos fallos expresan un afán de impunidad, en consonancia con las promesas del Presidente Sebastián Piñera, quien entregó a la familia militar su palabra de dejar en libertad a los violadores de graves, masivas y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos”, señalando que la impunidad y libertad de los criminales “es legitimar los crímenes de lesa humanidad como mecanismo de resolución de conflictos políticos, lo que es extremadamente grave, ante la falta de justicia histórica que hemos vivido los familiares de las víctimas”.

    ManuelAhumadaPtoPrensa1Ya de vuelta y a las afueras del palacio de tribunales, Manuel Ahumada Letelier, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y acompañado por miembros del directorio nacional de nuestra organización, en conversación con la Cadena TeleSur, señaló que esta situación es de “absoluta gravedad. La historia negra de nuestro país, la vulneración de Derechos Humanos, los asesinatos y las desapariciones tienen mucho que ver -y absolutamente que ver- con los trabajadores, porque quienes fueron arrasados, quienes fueron masacrados, son principalmente Clase Trabajadora. Y eso tiene su razón de ser, una razón económica de un modelo, de no permitirnos a un pueblo soñar”. Refiriéndose sobre cual es la señal o mensaje que con esta decisión de los tribunales se da (de otorgar libertad a criminales de lesa humanidad, condenados por su actos durante la dictadura cívico-militar), indicó que no son señales solamente para nosotros, sino que “son señales para los pueblos del Mundo, que los trabajadores o el mundo popular no podamos soñar por una sociedad mucho más justa, mucho mejor para todos nosotros. Y hoy día, esta liberación de monstruos, porque eso es lo que fueron, es un a señal de absoluta gravedad”. Agregó que “como Confederación, como organización sindical, hacemos un llamado a todas las organizaciones sindicales, a la Central, a la CUT, a poner el acento en la gravedad de lo que esto significa. No podemos permitir que se nos naturalice un hecho de esta magnitud… …que es de absoluta gravedad, y si es que la institucionalidad, hoy, el Estado de Chile y el Poder Judicial, no son capaces de hacerse cargo de lo que ha pasado en nuestro país, nos tendremos que hacer cargo como pueblo. Hemos buscado mil formas, a través de la organización, de la funa, de dar a conocer quienes son estos monstruos que aplastaron al movimiento popular y al movimiento de los trabajadores”, finalizó.

    AliciaLiraMTribs

    La Confederación de Trabajadores del Cobre, como siempre y desde su fundación, solidarizamos y nos hacemos parte de la exigencia de una justicia real para los casos de violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el período de dictadura cívico-militar que asoló a nuestro país durante 17 años. Nuestro permanente compromiso con la justicia y los derechos de la clase trabajadora y de la sociedad en su conjunto, nos hace parte inseparable de la inagotable búsqueda por la verdad y la justicia plenas.

    A continuación la carta entregada en la Corte Suprema, dirigida a su presidente Haroldo Brito:

    Microsoft Word - 07-08-2018 - Carta a la Corte Suprema CORREGIDA Microsoft Word - 07-08-2018 - Carta a la Corte Suprema CORREGIDA Microsoft Word - 07-08-2018 - Carta a la Corte Suprema CORREGIDA