• EncWebCTC

    [FOTOS] Emotiva conmemoración a 48 años de la nacionalización del cobre en el salón de honor del ex congreso nacional

    El día de ayer, jueves 11 de julio y en el Salón de honor del ex Congreso Nacional, en la ciudad de Santiago de Chile, se conmemoraron 48 años desde que el Congreso pleno y por unanimidad de todos los sectores representados en el parlamento de la época (1971), aprobaran una modificación constitucional -iniciativa del gobierno de la Unidad Popular, encabezada por el presidente Salvador Allende G.- que permitió la nacionalización de la minería; la nacionalización del cobre. 

    • El evento, convocado por la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), comenzó alrededor de las 18:30 horas con un salón de honor ocupado por dirigentes y representantes sindicales, políticos, culturales, sociales y vecinales, de agrupaciones de derechos humanos y la memoria, estudiantiles, diputados, concejales y miembros del gobierno de la Unidad Popular que tuvieron protagonismo, particularmente, en el proceso que significó la nacionalización del cobre, entre otros.

    La ceremonia, cargada de emociones, al convertirse en un lugar de encuentro y fraternidad entre los asistentes, contó con bellas presentaciones musicales. La primera actuación estuvo a cargo del Cuarteto Brontë, un cuarteto de cuerdas clásicas que nos regaló un repertorio de importantes piezas del cancionero popular chileno. Acto seguido se dió paso a la presentación en solitario del histórico cantautor Eduardo Yáñez, para luego, y de manera inédita, interpretar junto al Cuarteto Bronté la icónica canción «Nuestro cobre», canción que relata la importancia y trascendencia que tuvo en aquellos años (y hasta el día de hoy) la nacionalización del mineral. 

    Como especial invitado, a propósito del importante protagonismo que tuvo en el proceso de nacionalización del cobre, durante el gobierno de la Unidad Popular, la ceremonia contó con la presencia y discurso de Jorge Arrate Mac Niven, quien fuera presidente ejecutivo de Codelco de la época. En su intervención hizo una breve reseña sobre como fue generándose la articulación social y política que, primero, llevó a la Unidad Popular a ser gobierno y que luego permitió el acuerdo transversal, de todos los sectores políticos representados en el parlamento, para nacionalizar la minería y, con ella, el cobre. Destacó la profunda importancia que tuvo el hecho de nacionalizar la minería, pues, para un pueblo y su gobierno, tomar real posesión sobre los recursos que están en la tierra, en el suelo de su país, es un acto de dignidad y soberanía incuestionables. También, en sus últimas palabras, hizo un sentido homenaje a quienes, como él, fueron fundamentales en aquel proceso, pero que la tragedia del golpe de estado cívico-militar terminara por arrebatar sus vidas. Dirigentes sindicales y políticos, miembros de la administración de Codelco de la época, sus amigos y compañeros, en ese proceso de profundas transformaciones que buscó, como uno de los hitos más importantes en la historia del país, dar justicia a todo el pueblo de Chile.

    Siguiendo con las actuaciones musicales, luego del discurso de Jorge Arrate, fue el turno de Jorge Coulón (miembro fundador de Inti-Illimani) que en conjunto con el grupo Imaginación llenaron de emoción a los asistentes, con canciones que son verdaderos himnos y parte importante de la caracterización musical de la época y que hoy, cabe señalar, tienen una vigencia fuera de discusión.

    Finalizada la presentación de Jorge Coulón junto a Imaginación; se dio pie al discurso central. Las palabras de Manuel Ahumada Letelier, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, comenzaron destacando que la ceremonia de conmemoración se realizaba en el mismo lugar donde hace 48 años se nacionalizó el cobre. Señaló uno de los argumentos que justificaron su nacionalización, argumentos que lamentablemente, y a 48 años, vuelven a tomar relevancia y vigencia. Conocido es, por ejemplo, el hecho de que actualmente el 70% de la minería nacional está en manos privadas. Lo anterior, evidentemente, afecta de manera grave la posibilidad de atender y solucionar muchas de las necesidades del país en su conjunto.

    Especial hincapié hizo en el hecho de que, en la actualidad, diversas organizaciones sociales se están agrupando y coordinando en torno a iniciativas encaminadas hacia la celebración de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular, a cumplirse el próximo año (2020). Hizo un llamado a coordinarse y colaborar en las distintas iniciativas que se organicen en ese contexto, y que permitan iniciar un camino de reconstrucción política y social, donde el pueblo consciente y organizado sean los protagonistas. Para finalizar, invitó a todas y todos a ser parte activa de esta iniciativa (hacia los 50 años de la unidad Popular) «…y así se escuche fuerte, por todo Chile y con más sentido que nunca ese ¡Viva Chile, viva el pueblo, vivan los trabajadores!»

    • A continuación compartimos, de manera íntegra, el discurso central pronunciado por Manuel Ahumada Letelier, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre:

    Hoy, hace 48 años atrás, en este mismo edificio, el congreso pleno y de forma unánime aprobó la reforma constitucional que nacionalizó la minería:  la nacionalización del cobre.

    Hace 48 años atrás se materializa en este edificio el segundo hito más importante en la historia de nuestro país, después de la Independencia de chile, reconocido como la independencia económica de chile, la cual traería dignidad y sustentaría los anhelos del pueblo en la construcción de una sociedad, en donde las riquezas naturales de nuestro país, la fuerza del trabajo y capacidad productora fueran en directo beneficio al desarrollo del pueblo entero.

    En aquel entonces el presidente de los trabajadores y del pueblo, Salvador Allende, daba cuenta que la minería privada se llevaba en excedentes, en las últimas décadas, más de 4 mil millones de dólares. Hoy, según estudios, entre los años 2005 y 2011, la minería privada se llevó entre remesas netas de capital, más utilidades después de impuestos, 63 mil millones de dólares en 7 años. O sea, en promedio, alrededor de 9 mil millones de dólares por año. Para graficar de mejor forma lo que estoy señalando; la minería privada nos está quitando la posibilidad de construir más de 50 hospitales por cada año que pasa, a propósito de la lucha de los trabajadores de la salud hoy día. 

    Es por esta realidad que la Confederación de Trabajadores del Cobre, organización que presido y que nace hace 12 años, desde los propios trabajadores y a partir de la necesidad de enfrentar y superar la discriminación y precarización de los trabajadores del cobre a través del subcontrato, entendemos, asimilamos y establecimos entre nuestros pilares político-fundacionales y estratégicos la lucha por la renacionalización del cobre y nuestros recursos naturales estratégicos y esenciales, como el Litio, el Agua, la energía etc., tal como lo hiciera la otrora Confederación de Trabajadores del Cobre en 1951.

    Así es como vamos dando cuenta, de que los anhelos del pueblo organizado de antaño son los mismos anhelos del pueblo organizado de hoy día. Vamos dando cuenta que las mismas formas de discriminación, de sometimiento y de explotación del pueblo, en beneficio de capitales privados extranjeros y nacionales, son las mismas formas de hoy día. 

    Y también sabemos, por historia, que la conquista del pueblo de hace 49 años atrás no fue una conquista espontánea, sino que fue una conquista con construcción de unidad del pueblo organizado, plasmado en el programa de gobierno de la Unidad Popular y que reflejaba desde los anhelos más inmediatos a la construcción de una sociedad distinta, donde el eje fuese su pueblo donde todos y todo esté al servicio de todos y romper con esa sociedad donde el eje es el dinero y el capital, donde todo y todos estamos al servicio de unos pocos. Es por esto que para estos pocos es tan peligroso que el pueblo conozca la historia. Por esta misma razón es que la lucha de los profesores no es solo de los profesores y de los estudiantes. Debe ser una lucha de la sociedad en su conjunto.

    Así es; el interés de esos pocos explica la sociedad que hoy vivimos. Y tal como decía Allende; solo el interés y la voluntad insobornable del pueblo organizado logrará cambiar y construir una sociedad distinta. En este sentido hemos querido conmemorar los 48 años de la nacionalización del cobre, como Confederación, en conjunto con organizaciones académicas, artísticas, estudiantiles, políticas, de la memoria, de derechos humanos, sociales y sindicales. No desde el punto de vista melancólico, no desde el punto de vista que la historia es pasado, no desde el punto de vista de la contradicción falsa que se nos pretende instalar entre lo antiguo y lo nuevo, sino que desde la vigente realidad que se nos presenta en el pasado presente y futuro.

    Lo queremos conmemorar como propuesta de acción política y social, desde las organizaciones populares. Sí, los patipelaos… Bueno, los patipelaos estamos constituyendo un comité coordinador de iniciativas hacia la celebración de los 50 años del triunfo de la Unidad Popular, para coordinar y ayudar en distintas iniciativas que se organicen en este contexto, y nos permita iniciar un camino de reconstrucción político y social con la fuerza de la voluntad inquebrantable del pueblo consciente y organizado.

    ¡Cómo no va a ser vigente el sentido de las primeras 40 medidas, por ejemplo!  ¡Cómo no va a ser vigente la recuperación de nuestras riquezas naturales!

    Bueno, la tarea que nos estamos proponiendo es que esto lo conozca y lo sepa el chile de hoy, y que genere sentido de vigencia y construcción de futuro desde nuestra historia, desde nuestro presente, desde nuestro pueblo. Por eso es que en este acto los invitamos a todos y todas a ser parte activa de esta iniciativa. Y así se escuche fuerte, por todo Chile y con más sentido que nunca ese ¡Viva Chile, viva el pueblo, vivan los trabajadores!

    (Salón de honor ex Congreso Nacional, Santiago de Chile, jueves 11 de julio de 2019)

    A continuación un álbum de fotografías de la ceremonia, a 48 años de la nacionalización del cobre: