• NELSONQUICHILLAO CIDH

    Nelson Quichillao: CTC presenta denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

    La Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), junto con la familia de Nelson Quichillao López, ha presentado una denuncia que persigue la responsabilidad internacional del Estado de Chile. Lo anterior; por violación de la Convención Americana de Derechos Humanos en el caso de la muerte de nuestro compañero Nelson.

    La denuncia, presentada la última semana de septiembre ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), señala que el Estado de Chile violó un conjunto de derechos establecidos en dicha Convención, principalmente, por no investigar adecuadamente la muerte de Nelson a manos de Carabineros de Chile, por vulnerar el derecho a la verdad, a la justicia, a la integridad física y, en definitiva, el derecho a la vida de Nelson Quichillao.

    Como organización, desde que ocurrieron los hechos aquel fatídico 24 de julio de 2015, día en que Nelson fue asesinado por un disparo de Carabineros, en momentos en que nuestra organización se encontraba movilizada a nivel nacional por la mejora y ampliación de derechos y condiciones laborales para los trabajadores subcontratados del cobre, hemos venido haciendo todos los esfuerzos por buscar y encontrar justicia para nuestro compañero. Pero la justicia chilena, en un acto que consideramos solo busca tender un manto de impunidad sobre los hechos, el 28 de marzo del presente, acogió la solicitud (presentada por la fiscalía) de no perseverar en la causa cerrando el caso a instancias nacionales.

    La Confederación de Trabajadores del Cobre, como hemos señalado en reiteradas oportunidades, mantenemos nuestro irrestricto compromiso con la verdad y la justicia. La muerte de nuestro compañero Nelson Quichillao no puede quedar en la impunidad y la justicia chilena, con el cierre del caso, no solo ha denegado la justicia a Nelson y su familia sino a todos los trabajadores del país.

    Presentada la denuncia, entonces, la palabra queda en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.