• JUSTICIA PARA NELSON QUICHILLAO

    El próximo 24 de julio se cumplen dos años desde que los aparatos represivos y fácticos de nuestro país le arrebataran la vida a nuestro compañero Nelson Quichillao López,  a través de una bala percutada por el sargento primero de la séptima comisaria de Valparaíso, Marco Guerrero Martínez, quien luego de disparar la bala asesina, cambia el cargador y perfuma el arma, complicando así las pericias de la investigación.

    Aparatos represivos que tenían la incomprensible misión de desarticular con brutal represión la paralización convocada por la Confederación de Trabajadores del Cobre, debido a la negativa de Codelco y AGEMA para instalar una mesa de diálogo como mecanismo tripartito para encontrar formulas ante la justas demandas de mejoras de condiciones laborales y sociales de los trabajadores y sus familias, mecanismo que ha sido utilizado con éxito en la resolución de controversias en los años 2007, 2009, 2011, 2013.

    La descabellada decisión significó que las fuerzas represivas tuvieron la potestad de actuar de noche en una emboscada clandestina, de madrugada y en el descampado desierto de Atacama, descargando, en contra de hombres y mujeres; trabajadores y trabajadoras, 127 tiros de escopeta de 12mm, 87 granadas de mano, 105 cartuchos lacrimógenos de 37mm, 4 kilos de polvos químicos y al menos 33 balas 9mm.

    Ante estos hechos, como Confederación presentamos el 24 de agosto una querella criminal ante el juzgado de garantía de Diego de Almagro en contra de Marco Guerrero y quienes resulten responsables.

    El 26 de agosto de 2015, la CTC se reunió con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) organismo que, luego de abordar todos los aspectos relativos al asesinato de Nelson Quichillao, interpuso una querella por el homicidio del trabajador y contra todos quienes resulten responsables.

    Cabe señalar que el Carabinero Marcos Guerrero Martínez no sólo está siendo investigado por el asesinato de Nelson Quichillao, sino que también suma una denuncia por tortura en el año 2013 en contra del ex dirigente estudiantil de Valparaíso, Jorge Brito, quien, en el contexto de movilización estudiantil pacífica en el Cerro Placeres, fue detenido, torturado y golpeado por Guerrero.

    En septiembre de 2015 el Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Maina Kiai,  se reunió con la CTC, recalcando e instando al Gobierno de Chile a eliminar “los vestigios de la dictadura”, y expresando su preocupación por la forma en que la policía actúa contra la ciudadanía en las protestas, recibiendo numerosos informes de violaciones a los Derechos Humanos en contra de los manifestantes.

    El 11 de diciembre de 2015 la CTC demandó al Estado de Chile ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), producto de este cobarde asesinato y la violación a la libertad sindical que vive nuestro país.

    El 7 de mayo 2016, La CTC levantó en El Salvador un memorial (declarado Monumento Nacional) en el lugar exacto donde fue asesinado nuestro compañero Nelson Quichillao.

    Hoy la justicia chilena, a dos años de este doloroso asesinato político, no ha avanzado en el esclarecimiento de los hechos ni mucho menos en la sanción de los culpables, pese a existir resolución expresa por parte de la OIT que recomienda al Estado de Chile  avanzar en el esclarecimiento de estos hechos  y  en el mejoramiento de las relaciones del gobierno y las empresas respecto de los Trabajadores.

    Exigimos esclarecer y condenar las responsabilidades materiales, políticas e institucionales de este cobarde asesinato. No permitiremos mantener en la impunidad a los culpables y seguiremos en esta lucha inclaudicable para hacer justicia y sancionar a todos los responsables.

     

  • AuBmrj4JVh0hjdhI8DVf4LSD8QRxzXtX80Jrhqz7hQkD

    Con la ausencia del fiscal Artigas: CTC y FESAL solicitan formalización de Marcos Guerrero

    El jueves 29 de octubre, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y la Federación de Sindicatos de El Salvador (Fesal) se presentaron en la Fiscalía de Diego de Almagro, con el objetivo de reunirse con el Fiscal Julio Artigas y solicitarle dos aristas investigativas “cruciales” para el desarrollo del proceso indagatorio que persigue las responsabilidades en el asesinato del trabajador minero Nelson Quichillao López, el pasado 24 de julio de 2015.

    FORMALIZACIÓN DEL CARABINERO ASESINO MARCOS GUERRERO

    En primer término, la acción realizada por CTC y Fesal tuvo como objeto solicitar expresamente a Julio Artigas, la audiencia de formalización del Carabinero imputado como autor del delito de homicidio de NELSON QUICHILLAO, MARCOS GUERRERO MARTÍNEZ.

    1Lo anterior, “conforme al mérito de la carpeta investigativa, en especial las declaraciones de los testigos, querellas interpuestas, reconstitución de escena y sus informes, parte policial de Carabineros Nº618 de 24 de julio de 2015, Informe Pericial Balístico de la Policía de Investigaciones Nº71, de 25 de julio de 2015, protocolo de autopista Nº084-15 del Servicio Médico Legal, dichos del propio imputado MARCOS GUERRERO MARTÍNEZ, y demás probanzas pertinentes”.

    Cabe señalar que Marcos Guerrero Martínez no sólo está siendo investigado por el asesinato de Nelson Quichillao, sino que también suma una denuncia por “tortura” en contra del ex dirigente estudiantil de Valparaíso, Jorge Brito, quien en un contexto de movilización estudiantil pacífica en Cerro Placeres fue detenido, torturado y golpeado Guerrero.  En el mismo sentido, organizaciones sociales, estudiantiles y la propia CTC, han cuestionado el actuar de la Fiscalía de Atacama y en particular la diligencia de Julio Artigas, toda vez que Marcos Guerrero continúa desarrollando sus labores con normalidad en la Quinta Región.

    DSCN1151Al respecto, la directora nacional de CTC y presidenta de Fesal, Ana Lamas, recalcó que “el asesino de Nelson sigue libre, bajo el alero de una institucionalidad de dictadura, nefasta y que propicia la impunidad de estos crímenes.  Por lo mismo, le hemos solicitado al fiscal Artigas que formalice a Guerrero y sancione a este efectivo de FFEE, quien es un peligro público para los movimientos sociales y comunidad en general”.

    “Si la Justicia Militar hubiera actuado frente a la tortura de Jorge Brito, nos hubiéramos evitado -quizás- el asesinato de Nelson, por lo que hoy es más urgente que siempre que la Fiscalía de Atacama evite una nueva víctima de Marcos Guerrero Martínez”, agregó la dirigente.

    En relación a las diligencias realizadas por el Tribunal  y remitidas al Ministerio Público el 25 de agosto, la CTC solicitó que se le comunique y envíe el pronunciamiento realizado por la autoridad, así como mayor información del caso, ya que “a más de 2 meses de formular solicitud que se llevasen a cabo precisas diligencias, esta parte no ha sido notificada o informada de dicho pronunciamiento”.  Según Ana Lamas, “esta solicitud es necesaria, justa y permitirá transparentar la investigación que ha sido -lamentablemente- retrasada durante meses”.

    ASESINATO DE NELSON Y LAS RESPONSABILIDADES DE CODELCO

    En segundo lugar, las solicitudes entregadas por CTC y Fesal en la Fiscalía de Atacama, buscan  esclarecer y establecer las verdaderas responsabilidades que le competen a Codelco en el actuar policial represivo que le quitó la vida a Nelson Quichillao.  Cabe recordar que “el ataque desarrollado por FFEE de Carabineros la madrugada del 24 de julio, se realizó en el contexto de una emboscada secreta y clandestina, planificada, mandatada y ejecutada por el Ministerio del Interior con participación de Codelco”, como ha denunciado la CTC.

    AhWUCavmq0q17JSRyS0PbJpnK6rLbpDJ5WY5faLjfYfkPor lo mismo, la segunda solicitud que CTC y Fesal le hicieron a la Fiscalía de Atacama fue individualizar y citar a Alejandra Acuña, quien se desempeñaba en el área de Seguridad de División El Salvador de Codelco durante el contexto de movilizaciones y asesinato de Nelson Quichillao López.

    Ana Lamas, sostuvo que “como CTC y como trabajadores que vivimos en esta zona, creemos indispensable que se emita la orden de individualizar y citar a prestar testimonio a Alejandra Acuña, respecto de todo lo que sabe, vio, escuchó y conoció en relación al asesinato de Nelson”.

    Así, la segunda solicitud entregada por CTC y Fesal a la Fiscalía de Atacama expresa “por su responsabilidad en el área de Seguridad de la División El Salvador de CODELCO a la época de los hechos, lo que implica que tuvo necesaria injerencia y conocimiento en los sucesos investigados, sobre los hechos anteriores, coetáneos y posteriores a la muerte de NELSON QUICHILLAO a doña ALEJANDRA ACUÑA”.

    Finalmente, cabe señalar que -pese a haber viajado largas horas y a que la actividad había sido prevista con antelación- la CTC y Fesal no pudieron reunirse con el Fiscal de Atacama, Julio Artigas, pues éste “no se encontraba en el lugar”, por lo que las solicitudes fueron entregadas a la Fiscalía.

    La ausencia de Artigas se suma a las reiteradas ocasiones en que la autoridad ha rehusado referirse al caso, ha retrasado trámites y reconstitución de escena, entre otras señales que han sido fuertemente criticadas por los trabajadores; como lo fue despido de todos los compañeros que prestaron testimonio en el proceso de investigación a modo de “testigos claves”.  Lo anterior, pese al compromiso incumplido por Julio Artigas y Codelco, en relación a no tomar represalias con los trabajadores que participaron de la reconstitución de escena y prestaron testimonios.

    #NelsonQuichillaoPRESENTE

    afiche-nelson-quichillao-2