• afiche-nelson-quichillao-2

    Fiscalía realizará reconstitución escena del crimen Nelson Quichillao López

    El lunes 24 de agosto a las 14:00 horas se realizará la Reconstitución de la escena del crimen del asesinato de Nelson Quichillao López, trabajador minero contratista que la madrugada del pasado 24 de julio fue acribillado por FFEE de Carabineros en El Salvador, región de Atacama.

    La reconstitución de la escena del crimen se desarrollará en la Ruta C-13 cruce Garita Mina; lugar donde Nelson Quichillao fue asesinado por FFEE y donde, según consta en el parte policial, Carabineros utilizó fuerza desmedida y privilegió el uso de armas de fuego contra los trabajadores por sobre el material disuasivo.

    Cabe señalar que la investigación ha sido aplazada en reiteradas oportunidades por el Fiscal de Atacama, Julio Artigas, sin mayores explicaciones. En ese contexto, la reconstitución de la escena del crimen se configura como un acontecimiento fundamental para esclarecer el caso y establecer verdad y justicia plena para el asesinato de Nelson Quichillao y su familia.

  • DSCN0700

    CTC se reúne con Mintrab y recalca que “el conflicto laboral se soluciona con Mesa de Negociación”

    El lunes 27 de julio, la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) se reunión con la Ministra del Trabajo, Ximena Rincón, con el objetivo de abordar negociación del Acuerdo Marco 2015 entre los trabajadores contratistas y subcontratistas organizados en la CTC y la mandante Codelco Chile.  En la reunión además se trató también el asesinato de Nelson Quichillao López en manos de la institución Carabineros de Chile, así como las responsabilidades políticas, penales y criminales del caso.

    Respecto del Acuerdo Marco, el presidente de la CTC, Manuel Ahumada, confirmó que “la única forma de solucionar este conflicto laboral, es con una mesa de negociación entre Codelco y la CTC”.

    “Hoy, los trabajadores a lo largo de todo el país se encuentran más organizados y unidos que nunca.  Si bien existe una sensación de rabia y tristeza, la convicción de los trabajadores de renovar, mejorar y ampliar el Acuerdo Marco 2015 es imparable.  Es por eso que nos reunimos con las autoridades políticas en la materia de Trabajo, para recalcarles que el conflicto se soluciona con una mesa de negociación, que desde la CTC venimos exigiendo desde el 06 de julio; es decir, 15 días antes del inicio de la movilizaciones”.

    DSCN0707Ahumada sostuvo que “desde un comienzo, Codelco ha manifestado su rechazo al diálogo, lo que hasta la fecha ha desencadenado pérdidas para el fisco y el país entero, una brutal represión en contra de los trabajadores y hasta el asesinato de uno de uno de nuestro compañero Nelson Quichillao, lo que no quedará en la impunidad”.

    “Aquí no estamos frente a argumentos técnicos ni económicos, sino que a una férrea oposición ideológica, puesto que Codelco prefiere asumir todo tipo de costos, en vez de negociar con los trabajadores, tal y como lo hizo en 2007, 2009, 2011 y 2013”, finalizó el líder de la CTC.

    Respecto de la sistemática y permanente represión ejercida por FFEE en las divisiones de Codelco Chile, Ahumada denunció una “campaña comunicacional” dispuesta por Codelco y del Ministerio del Interior que, por intermedio de Carabineros de Chile, relativiza este asesinato sosteniendo que fue un accidente, y aquello es impresentable”.

    Asimismo, el Abogado experto en Derechos Humanos (DDHH) que está a cargo del caso, Cristian Cruz, recalcó que “si bien debemos recabar más antecedentes, habrían 3 funcionarios (un teniente y dos sargentos) que dispararon las balas, por lo que estaríamos hablando de a lo menos 33 disparos con armas de puño y más de 100 disparos con escopetas.  Lo anterior se contradice directamente con la investigación realizada por la Fiscalía de Diego de Almagro, quien sostiene que sólo se dispararon 30 disparos, toda vez que el propio parte de Carabineros establece 33.

    Cabe señalar que el número de disparos supera con creces las bombas lacrimógenas lanzadas a los trabajadores, es decir, Carabineros privilegió el uso de armas de fuego contra los trabajadores por sobre el material disuasivo, el cual también fue lanzado al cuerpo de los trabajadores.

    En ese contexto, el abogado explicó que “tenemos antecedentes de que uno de los funcionarios policiales que viajó desde Valparaíso a reprimir a los trabajadores en El Salvador, intentó ocultar el hecho diciendo que el cargador se le había caído”.  Sin embargo, al ser presionado por su superior y al encontrársele además un fuerte olor a perfume, el Carabinero reconoció que efectivamente había disparado íntegramente su cargador, el que habría sido limpiado previamente con colonia por el funcionario de FFEE, para encubrir y eludir las responsabilidades.

    “Este hecho ciertamente nos habla de la consciencia criminal de su obrar.  Sin embargo, el proceder de Carabineros fue institucional, pues los policías no se mandan solos.  En el lugar, habría estado un coronel de la institución a cargo de la operación, lo que demuestra que los suboficiales no están actuando por propia iniciativa”.

    “Aquí estamos frente a un homicidio y no a la teoría de Carabineros de la casualidad o del rebote de la bala”.  Cruz recalcó que “la CTC colaborará para esclarecer todas las responsabilidades del caso”, tanto políticas, penales y criminales.

    En tanto, el presidente del a CTC, Manuel Ahumada, señaló que “el actuar de Carabineros más se parece a un intento de masacre preparado, planificado y ejecutado por Carabineros, y al amparo de la oscuridad de la noche (como una emobozcada), frente a trabajadores que no portaban ni armas ni artefactos explosivos, como torpemente lo ha tratado de sostener Codelco.

    Es por eso que el líder de la CTC emplazó al Intendente de Atacama, Miguel Vargas, a que exprese abiertamente si él autorizó este intento de masacre.

    Por otro lado, Ahumada señaló que “en este intento de masacre no sólo participó Carabineros de Chile, la Intendencia y el Ministerio del Interior, sino que en todo momento estuvieron coordinados con Codelco, quien incluso -y tal como lo reconoce el parte policial- tenía preparada maquinaria para despejar el camino y el ingreso a la mina. Sin embargo este procedimiento no se pudo llevar a efecto, ya que el operario de la maquinaria que debía conducirla -presumimos que por temor- se negó a manejarla.

    Lo anterior deja en evidencia que Codelco tuvo una participación y responsabilidad directa en el asesinato de nuestro compañero Nelson Quichillao, por lo que finalmente, el líder de la CTC emplazó a Codelco a demostrar que no participó en este acto criminal, lo que se contradice con el propio parte policial.

    Movilizaciones en desarrollo

    Finalmente, luego de la reunión sostenida entre la CTC y el Mintrab, Manuel Ahumada recalcó que “los actualmente nos vamos a mantener movilizados.  Desde el 06 de julio estamos demandando una mesa de negociación, pero producto de la tozudez de Nelson Pizarro hemos visto como este conflicto laboral ha escalado en violencia y represión”.

    En el mismo sentido, Ahumada recalcó que “los trabajadores se encuentran movilizados en todas las divisiones de Codelco, y pese a la militarización en los territorios, no nos van a amedrentar.  Los trabajadores de la CTC vamos a seguir movilizados hasta que no se establezca una mesa de negociación con Codelco.  La muerte de nuestro compañero Nelson Quichillao no será en vano”, finalizó el presidente del a CTC.

    Vea la nota de prensa, gentileza HispanTV

  • asignada

    4to Comunicado Público CTC: Represión Policial asesina a trabajador

    logo-ctc-apaisado

    4to Comunicado Público CTC

    Emitimos este 4to Comunicado Público Oficial, a nombre de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y de los miles de contratistas y subcontratistas que actualmente se encuentran desplegados en el territorio nacional en el 4to día de paralización efectiva de labores, producto de la negativa de Codelco a negociar el Acuerdo Marco 2015, para informar lo siguiente:

    1. La CTC, el Movimiento Sindical y el país entero se encuentran consternados por el asesinato del trabajador contratista, Nelson Quichillao López, quien la madrugada del viernes 24 de julio, pasado las 02:00 horas, fue baleado por Fuerzas Especiales (FFEE), que se encontraban desde la noche anterior reprimiendo a los trabajadores movilizados en el territorio de El Salvador.  Cabe señalar que las FFEE acudieron al lugar con el objetivo único de reprimir, neutralizar y dispersar la legítima movilización de los trabajadores, que se encontraban absolutamente desarmados.
    2. La CTC manifiesta públicamente las más sentidas condolencias a la familia de Nelson, a sus amigos y cercanos, y los compañeros de labores del sindicato en el que se organizaba. La clase trabajadora lo recordará por siempre como un luchador que sólo pudo ser abatido por el acero de las balas, percutadas por la represión policial.
    3. Denunciamos la brutal fuerza ejercida por FFEE de Carabineros, quienes han procedido en todo momento como “garantes de la seguridad del Capital” y no de los intereses del pueblo chileno para el cual está mandatada la institución de orden público. Dicha violencia había sido largamente denunciada por esta organización, que desde el día n°1 de la paralización nacional acusó exceso desmedido de la fuerza y la utilización de armamento represivo, sin tener respuestas ni cambios en el proceder por parte de la autoridad.
    4. Como clase trabajadora agregamos que no permitiremos ninguna víctima más a manos de la brutal represión dispuesta por Codelco y el Ministerio del Interior, a quienes por cierto responsabilizamos directamente de este lamentable y fatal hecho. Por tanto, le exigimos al Ministerio Público y a las autoridades de la Justicia chilena realizar un pronunciamiento formal y una investigación detallada y transparente, por cuanto las investigaciones desarrolladas por la institución de Carabineros al respecto, actualmente nos merecen desconfianza y carecen de todo tipo de legitimidad e imparcialidad.
    5. Finalmente, le exigimos al Gobierno de Chile, encabezado por la presidenta Michelle Bachelet y las autoridades competentes en la materia, que cesen con la escalada de violencia policial e institucional dispuesta por el Ministerio del Interior en las zonas movilizadas, a quien responsabilizamos de este homicidio por -al menos- incitar a la violencia y el enfrentamiento de FFEE y trabajadores.

    Como CTC no permitiremos que este homicidio quede en la impunidad ni se convierta en un segundo “Rodrigo Cisternas”, por lo que -lejos de atentar contra la convicción de la clase- hoy los trabajadores lucharemos con más fuerza y determinación. Llamamos a las autoridades de Gobierno a asumir responsabilidades penales y políticas del hecho, que demuestra como Carabineros y las instituciones de orden tratan a la población trabajadora y honesta de este país como como a delincuentes.

    Compañeras y compañeros, hoy más que nunca redoblamos el llamado a los trabajadores a reunirse en sus federaciones territoriales para coordinar y analizar el escenario que se avecina.  Juntos debemos defender nuestros derechos y la dignidad de la clase trabajadora, la que hoy ha sido golpeada pero no doblegada. No dejaremos que este asesinato sea acallado.  Ánimo, fuerza y mucha convicción a los trabajadores contratistas y subcontratistas de Codelco, que hoy se encuentran movilizados por su dignidad y la de sus familias.

    No más represión ni muertos por luchar

    ¡Arriba los que luchan y no se rinden!

    #AcuerdoMarco 2015: ¡AHORA!

    Revisa las palabras del presidente de la CTC, Manuel Ahumada, a horas de haber ocurrido el asesinato de FFEE y el Ministerio del Interior contra nuestro compañero Nelson Quichillao

     

  • PORTADA

    CODELCO Y CARABINEROS ATROPELLAN A TRABAJADORES Y SUS DERECHOS

    Cerca de las 06:00 horas de este jueves y en el tercer día de paralización nacional, el Movimiento Sindical fue estremecido con la colisión entre un retén de Fuerzas Especiales de Carabineros (FFEE) y un microbús de trabajadores. El lamentable episodio dejó a más de una decena de trabajadores heridos, algunos con lesiones de considerable gravedad, quienes fueron trasladados a los centros asistenciales de Calama.

     IMG-20150723-WA0004El microbús de trabajadores se dirigía a la maestranza donde se desempeñan sus labores, sin embargo aquello no fue posible, ya que un retén de FFEE chocó fuertemente a los trabajadores, en medio de un proceso de persecución y represión policial en la ciudad.  Lo anterior, debido a la paralización y movilización nacional que desarrollan los trabajadores contratistas y subcontratistas organizados en la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), en función de renovar con la mandante estatal el #AcuerdoMarco firmado en 2007 y ratificado en 2009, 2011, 2013.

    La colisión, si bien está siendo investigada por los propios Carabineros, “fue causada por el retén de FFEE quienes andaban como energúmenos reprimiendo a los trabajadores que nos movilizamos por nuestros derechos y que hasta ahora sólo hemos recibido la negativa y rechazo de Codelco y su presidente (Nelson) Pizarro”, agregó un trabajador en la manifestación.

    En ese sentido, la CTC condenó este hecho e instó al Gobierno a cesar con las represalias y violencia institucional, las que este jueves afectó a un microbús con decenas de trabajadores y que lejos de ser un accidente, “representa una consecuencia directa de la brutal y desmedida represión de Carabineros, además de un método claramente dirigido desde el Ministerio del Interior”.

    La violencia de la empresa y del Gobierno “de todos los chilenos”

    El pasado martes 21 de julio, a horas de haberse iniciado la paralización nacional de los trabajadores contratistas y subcontratistas que laboran para Codelco Chile, el presidente ejecutivo de la estatal, Nelson Pizarro, se reunió secreta y clandestinamente con el Subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.  Lo anterior, con el claro objetivo de dar inicio al a represión policial por parte de las Fuerzas de Orden del Estado, en contra de las y los trabajadores que se movilizan legítimamente por sus derechos.

    IMG-20150722-WA0013Dicha reunión, que trató de ser invisibilizada, dio inicio a una “nueva forma de abordar el conflicto laboral”, con la respectiva represión y violencia encabezada Aleuy y Carabineros de Chile, tal y como ha sido la constante en los últimos años para otorgar gobernabilidad y neutralizar a los Movimientos Sociales.

    Si bien la principal empresa de todos los chilenos ha utilizado sus medios de comunicación patronal para acusar a los trabajadores movilizados de incurrir en “situaciones de fuerza ilegítimas” y “graves y violentos hechos”, lo cierto es que la única violencia ha provenido de FFEE, Codelco y el Gobierno Central.

    Durante el segundo día de paralización nacional, en División El Salvador de la mandante, un trabajador resultó gravemente herido por efectivos militarizados de FFEE, en un enfrentamiento que también concluyó con la quema de un puño, dispuesto simbólicamente por los trabajadores movilizados.

    Si bien Codelco ha manifestado públicamente su intención de que las empresas contratistas y los trabajadores puedan llegar a acuerdos, internamente la cuprífera estatal está ejerciendo todo tipo de presión política al Gobierno de Michelle Bachelet, manipulando a Carabineros de Chile y el Ministerio del Interior, como sus guardias privados y su seguro anti-movimientos sociales, respectivamente.

    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco
    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco
    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco
    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco
    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco
    Represión Policial FFEE contra Trabajadores que luchan por #AcuerdoMarco