• Encabezado

    UN ACCIDENTE QUE PUDO TERMINAR CON CONSECUENCIAS FATALES.

    El miércoles 29 de noviembre y en dependencias de CODELCO-División Andina, se produjo un accidente que involucró a un bus de la empresa JM con 45 trabajadores abordo. Un accidente que, como en otros casos y de similares características, pudo terminar con consecuencias fatales.

    El acontecimiento, según versiones de los propios involucrados, habría sido producto de un corte de frenos que derivó en que el bus casi desbarrancara. Una situación que, con toda su gravedad, ya parece común en el mundo de la minería. Turnos excesivos y la falta de descanso de los operadores, como también la falta de mantención de rutas, maquinaria y transporte, dan cuenta y traen como resultado emergencias y accidentes que son absolutamente evitables.

    1Ya tiempo atrás los trabajadores agrupados en el sindicato Nº1 JM, junto con la Federación de Trabajadores de la Minería (FETRAMIN), brazo orgánico de la CTC en el territorio, hicieron denuncias en contra de la empresa por prácticas antisindicales y por la intención de aplicar el art. 25 del código del trabajo, que habilitaría al sistema de transportes para funcionar con la modalidad de interurbano. Lo anterior, por cuanto a la disminución del debido descanso de los operadores transportistas, toda vez que los trayectos y recorridos son de alta complejidad, sumado al mal estado de la ruta, implica a todas luces un retroceso y riesgo respecto de derechos básicos de todos los involucrados. El día de ayer, nuevamente, el Sindicato Nº1 JM se trasladó a las oficinas de CODELCO en la ciudad de Los Andes para denunciar la gravedad de estos hechos, además del no cumplimiento de acuerdos adquiridos. Por ahora no ha habido respuestas ni medidas concretas por parte de la Mandante y las consecuencias, como hemos advertido en otras ocasiones, son evidentes y están a la vista.

    2Como Confederación de Trabajadores del Cobre consideramos que estos hechos, lamentablemente, se están convirtiendo en algo recurrente. Creemos que, además, no se están atendiendo con la urgencia requerida e insistimos en la prioridad de poner la seguridad y vida de los trabajadores como un asunto fundamental.